Escúchanos online

China presenta su nuevo sistema GPS para competir con el de Estados Unidos y Rusia

China acaba de avanzar un poco más en su carrera tecnológica particular con los estados unidos, luego de que hace un par de semanas se conociera que había batido el récord de distancia de comunicación cuántica, y ahora puso en órbita el último de los 35 satélites que componen la tercera generación de su sistema Beidou de navegación, que le permite dejar de depender del GPS estadounidense, controlado por la Fuerza Aérea de ese país, y comenzar a competir con este coloso, pero también con el Galileo europeo y el GLONASS ruso, avanzando un paso más en su ambición de convertirse en una potencia espacial.

El lanzamiento ocurrió desde la base espacial de Xichang, en el centro de China, y En poco menos de treinta minutos, el satélite ya estaba en órbita. China comenzó a diseñar el sistema Beidou, que significa “la Osa Mayor”, en mandarín), desde 1996, para desarrollar un sistema propio que no dependiera de países extranjeros, pero No fue sino hasta el año 2000 que puso en órbita los primeros satélites, que acabarían retirados en 2012. La segunda generación se lanzó a la atmósfera en 2011, y La tercera generación, la actual, comenzó en 2015, aunque solo pudo completarse ahora. Para 2035 Pekín espera contar con un sistema aún más integrado; de momento, Los ingenieros prometen que el margen de desviación es de solo 10 centímetros, frente a los 30 del GPS, y al tener un mayor ancho de banda, podrán emplearlo hasta cinco millones de usuarios simultáneos. También cuenta con mayor capacidad de transmisión de mensajes SMS más largos, del máximo de 120 caracteres inicial a los 1.200 de que dispone ahora.