LG Electronics planea dividir parte de su negocio de componentes de automóviles eléctricos en una nueva empresa conjunta con la canadiense Magna International, que comprará una participación del 49% en la nueva unidad por 453 millones de dólares, mientras que el resto será propiedad de LG Electronics. La nueva empresa fabricará motores eléctricos, inversores y sistemas de propulsión eléctrica en las fábricas de Incheon en Corea y Nanjing en China. Tras conocerse la noticia, las acciones de LG se dispararon por encima del límite diario del 30%, su mayor ganancia registrada. El principal accionista de la empresa, LG Corp., avanzó por su parte un 10%, también la subida más fuerte desde marzo pasado. Las acciones de Magna, que cotizan en Estados Unidos, aumentaron un 9%.

 

Demandan a Hyundai y GM retira del mercado 70 mil EV por problemas en las baterías

 

Los fabricantes de automóviles a escala mundial se están posicionando cada vez más para beneficiarse del crecimiento de los eléctricos. Una combinación de regulaciones más estrictas sobre los automóviles a gasolina, políticas gubernamentales favorables al medio ambiente y las mejoras en la tecnología de baterías han llevado a más fabricantes a acelerar los planes de electrificación. El cambio también ha provocado un repunte en las acciones del líder del mercado Tesla Inc, así como en las nuevas empresas chinas Nio Inc. y XPeng Inc.

 

LG Electronics, por su parte, está “emergiendo como una nueva alternativa a las acciones de Tesla para los inversores”, según el director de inversiones de renta variable de Macquarie Investment Management Korea en Seúl, Jeon Kyung-Dae. La empresa es «conocida como líder en componentes electrónicos y puede producir coches eléctricos basados ​​en un modelo de fabricante de equipos originales, en lugar de establecer su propia marca de vehículos eléctricos».

 

Segunda escisión

La nueva compañía, llamada provisionalmente LG Magna e-Powertrain, atenderá los pedidos de Magna y de los clientes de Magna. Los componentes eléctricos que se incorporan a la empresa conjunta incluyen la unidad de calentador de batería de LG Electronics, así como su división de ensamblaje de relés de potencia.

 

La alianza es la segunda gran inversión de LG Electronics en la industria automotriz, luego de que comprara el proveedor de sistemas de iluminación y faros para automóviles ZKW en 2018 por mil 100 millones de euros. Según los términos de ese acuerdo, LG Electronics adquirió una participación del 70% en ZKW Group, y la matriz LG Corp. adquirió el 30% restante.

 

LChR