Abu Dhabi empezó a negociar contratos de futuros para el crudo Murban, su petróleo de mayor grado, en un arriesgado intento de crear un punto de referencia para el mercado energético en la región. El objetivo es asegurarse de este tipo de crudo sea una materia prima de libre comercio a escala mundial y que permita a todo el mundo utilizarlo, ya sea para fijar precios o para cubrir sus riesgos. Así lo anunció en una entrevista a la agencia Bloomberg el director ejecutivo de suministro y comercio de la Abu Dhabi National Oil, Khaled Salmeen.

sin embargo, su consolidación como referencia no será inmediata, pures los operadores tendrán que ver antes un volumen suficiente de operaciones durante un tiempo y que conduzca a precios que los inversores consideren justos. La creación de una curva a plazo, o de ofertas y demandas de crudo para los próximos meses, será también una prueba clave para la nueva bolsa de Murban.

Qatar tendrá un superávit del 5% en tres años si se mantienen los precios del crudo

En su primer día de negociación, el volumen de Murban para junio, el primer mes para el que se dispondrá de cargas, y para julio superó los 2.200 lotes, con más de 1.100 contratos de agosto cambiando de manos y varios cientos para septiembre. Cada lote representa 1.000 barriles. El contrato para entrega en junio se negociaba a 63,78 dólares el barril a las 14:50 horas en Abu Dhabi. Una vez establecidos los volúmenes de negociación y la liquidez, tratarán de avanzar en las conversaciones con otras compañías petroleras nacionales de la región para que adopten los futuros de Murban como referencia de precios para sus ventas.

Los principales productores de la región, como Arabia Saudí, Irak y los Emiratos Árabes Unidos suelen impedir que los compradores revendan su petróleo. También utilizan referencias de fuera de Oriente Medio para fijar el precio de gran parte de su crudo. Pero esta iniciativa se enfrenta a la competencia por el estatus de referencia regional. S&P Global Platts publica evaluaciones de precios muy utilizadas para el petróleo de Dubai, y la Bolsa Mercantil de esa ciudad negocia futuros para el crudo de Omán. Ambos sirven de referencia para los envíos de Oriente Medio a Asia.

LChR/Bloomberg