Hace unos días hablábamos en Economía Global sobre la demanda que contra Facebook interpuso el gobierno estadounidense, acusándola de monopolio. Esta vez haremos un breve análisis de por qué una decisión desfavorable podría llevar a la empresa de Zuckerberg a la quiebra: Facebook se está quedando sin espacios para colocar anuncios en su red social insignia: demasiados anuncios en el feed disminuyen la experiencia del usuario, así que depende mucho del potencial de ingresos de las compras. Este año, la compañía ha creado formas de comprar directamente a través de imágenes y videos en Instagram, y ha reunido a empresas de todo el mundo para que usen WhatsApp para comunicarse con los clientes. Ha tejido aspiraciones comerciales con su principal red social al exigir a las empresas que tengan páginas de Facebook para publicar anuncios de Instagram, por ejemplo.

 

La compañía con sede en California también planea, eventualmente, vincular el chat de WhatsApp con las compras de Instagram. Pero sin esas dos propiedades de las que dependen las empresas, el camino de Facebook para convertirse en un gigante del comercio electrónico parece mucho más difícil.

 

Por otro lado, el número de usuarios de Facebook ha comenzado a madurar en algunos de sus mercados más valiosos, y la compañía ha estado advirtiendo durante años que el espacio publicitario principal de News Feed está llegando a la saturación. Eso implica que el reciente crecimiento de los ingresos de la empresa ha sido impulsado principalmente por Instagram. La aplicación para compartir fotos y videos generó alrededor de 20 mil millones de dólares en ingresos en 2019, según Bloomberg, lo que equivaldría a aproximadamente el 29% de todas las ventas de anuncios de Facebook del año anterior. La firma de investigación EMarketer estima que las ventas de Instagram este año serán de $ 28 mil cien millones, alrededor del 37% de los ingresos publicitarios totales de Facebook. Eso significaría que la ganancia de ventas anual de 8,1 mil millones de dólares de Instagram representaría la gran mayoría del crecimiento de los ingresos publicitarios de Facebook, según EMarketer.

 

WhatsApp prácticamente no genera dinero para Facebook. Pero se espera que eso cambie pronto, ya que la empresa hace una gran apuesta en los pagos, el comercio y las herramientas de servicio al cliente para los más de 2000 millones de usuarios de la aplicación de mensajería. Cualquier ingreso que traiga WhatsApp impulsará aún más el crecimiento de Facebook. Tanto WhatsApp como Instagram son cruciales para la estrategia internacional de Facebook, ya que ofrecen a la empresa un punto de apoyo sólido en mercados de rápido crecimiento como India y Brasil. En algunos países, WhatsApp o Instagram superan con creces a su empresa matriz por usuarios. En India, por ejemplo, WhatsApp tiene más de 100 millones de usuarios más que Facebook, según EMarketer. Eso es importante para Facebook, que ve a la India como la próxima gran frontera de Internet.

 

LChR/Reuters