Apple pidió a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos, conocida por sus siglas como la SEC, que exija a las empresas que revelen tanto información sobre las emisiones de gases de efecto invernadero, como el uso que hacen los clientes de sus productos, según un tuit de la vicepresidenta de Apple, Lisa Jackson.

Los comentarios del fabricante del iPhone suponen la exigencia más específica hasta la fecha por parte de una gran empresa pública sobre la necesidad de revelar información, dijo Veena Ramani, directora de programas de Ceres, un grupo de defensa del clima con sede en Boston. El mes pasado, la SEC dijo que buscaría información sobre cómo las empresas podrían informar sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero y otros factores climáticos.

Todo esto se produce en medio de una gran transición. Los inversores han invertido dinero en fondos que utilizan factores medioambientales, sociales y de gobernanza para seleccionar valores, conocidos como los ESG, pero la falta de normas comunes ha dificultado la comparación de las operaciones de los emisores. Lisa Jackson, antigua reguladora medioambiental de Estados Unidos, incluyó en su tuit una declaración en la que afirmaba que Apple «cree que la SEC debería emitir normas para exigir que las empresas divulguen al público información sobre las emisiones auditadas por terceros, cubriendo todos los ámbitos de las emisiones, directas e indirectas, y la cadena de valor».

Las empresas pagarán hasta tres veces más por contaminar, advierte el Banco de Inglaterra

Una portavoz de Apple confirmó que la frase se refería a las llamadas emisiones de alcance 3, como las que resultan del uso de los productos de una empresa por otras partes. Esto puede ser sencillo para las empresas tecnológicas o financieras, pero la publicación de estos datos pueden ser controvertidos para otras industrias. Por ejemplo, cuando informó por primera vez sobre sus emisiones de alcance 3 en enero pasado, la petrolera ExxonMobil tuvo que admitir que los datos «son menos seguros y coherentes porque incluyen las emisiones indirectas resultantes del consumo y el uso de los productos de una empresa que se producen fuera de su control».

Varios otros líderes empresariales han pedido anteriormente que se divulguen obligatoriamente los datos sobre el clima, entre ellos Larry Fink, consejero delegado del principal inversor BlackRock. En febrero, esa firma también instó a los grandes contaminadores a revelar sus emisiones de alcance 3 a los inversores, como también ha recomendado el Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima.

LChR/Reuters