Las autoridades saudíes tienen planeado vender más acciones de su energética bandera, Saudi Aramco, como parte de un plan para aumentar el tamaño de su fondo soberano de riqueza y llevarlo a alrededor de 1,1 billones de dólares para 2025, según el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, quien habló en un evento de inversión la semana pasada, aunque no especificó si la petrolera cotizaría más acciones localmente, las vendería en una divisa o ambas cosas.

Aramco cotizó sus acciones por primera vez en la bolsa Tadawul de Riad a fines de 2019 en lo que fue la oferta pública inicial más grande de la historia. De momento, el gobierno saudí todavía tiene alrededor del 98% de la compañía, cuyo valor se estima en 1,9 billones de dólares, solo superado por Apple.

Kuwait planea usar su Fondo de Generaciones Futuras para financiar el déficit

El príncipe Mohammed habló sobre Aramco al abordar cómo el fondo soberano planea aumentar sus activos, de alrededor de 400 mil millones de dólares. Una fuente de crecimiento serán los activos actualmente valorados en cero en los libros del PIF, incluida la tierra en la que el gobierno planea construir la ciudad futurista de Neom y el Proyecto del Mar Rojo, un desarrollo turístico. El efectivo generado por más privatizaciones también se transferirá al PIF, agregó. No cree que vaya a ser un desafío complicado y se mostró seguro de que se logrará.

En la misma jornada, el fondo soberano anunció que había formado una empresa con sede en Jeddah, llamada «Cruise Saudi», para desarrollar una industria de cruceros local, mientras el príncipe Mohammed intenta convertir Arabia Saudita en un destino turístico global. El fondo se centra cada vez más en la economía nacional, con planes de invertir 150.000 millones de riales o más al año en el país.

LChR