Bitcoin marcó un máximo histórico el pasado miércoles, un día después de que la criptomoneda superara el hito de los 50 mil billetes verdes, incluso aunque los analistas advierten sobre la sostenibilidad de tales precios en medio de su elevada volatilidad. La mayor moneda digital del mundo, que tiene una capitalización de mercado de más de $900 mil millones, alcanzó un precio récord de $51 mil 721, impulsada por señales de que está ganando aceptación entre los principales inversores y empresas, como Tesla, Mastercard y BNY Mellon.

A pesar de dicha gran aceptación generalizada este año, algunos analistas advirtieron que Bitcoin aún estaba lejos de convertirse en una forma de pago ampliamente utilizada. «Aconsejamos a los inversores que no vean esto como un ‘momento estelar’ para las criptomonedas, y recomendamos precaución antes de participar en la especulación, ya que las criptos no son una moneda», dijo Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth.

Bitcoin se ha multiplicado por ocho desde marzo pasado y ha agregado más de $700 mil millones en valor de mercado desde septiembre. JPMorgan cuestionó la «magnitud» del salto debido a un flujo total de solo $11 mil millones de inversionistas institucionales. «Hemos observado de cerca el claro desequilibrio entre la oferta y la demanda en los últimos meses, ya que ha habido un aumento significativo en el interés institucional», dijo Brian Melville, director de estrategia de Cumberland, el brazo de criptografía de la firma comercial DRW de Chicago. Aún así, los precios de bitcoin no son sostenibles a menos que sus fluctuaciones volátiles de precios se enfríen rápidamente, dijeron los analistas de JPMorgan, quienes el mes pasado señalaron el surgimiento de bitcoin como oro digital.

JP Morgan: sí, Bitcoin puede quintuplicar su precio… A largo plazo

LChR