Escúchanos online

Catar alista los detalles para aumentar su exportación de GNL al Reino Unido

Catar se está preparando para subir las ventas de gas natural licuado al Reino Unido, ya que el mayor exportador mundial de este combustible está aumentando su capacidad de producción y cambió de estrategia hacia la búsqueda de nuevos contratos de suministro a largo plazo. En este contexto, Qatar Petroleum reservó más espacio de almacenamiento en la terminal de Isle of Grain, para guardar hasta 7,2 millones de toneladas de GNL al año, alrededor del 11% más de lo que envió al Reino Unido en 2019. El acuerdo bloqueará cerca del 40% de la capacidad de esas instalaciones de Londres, después de que su propietario, National Grid, ampliara la terminal. También se refuerza el plan del país de aumentar la capacidad de licuefacción anual en un 43%, hasta 110 millones de toneladas en 2025.

 

Catar ya es por mucho el mayor proveedor de GNL del Reino Unido, al que dedicó el 8% de sus exportaciones el año pasado, y el acuerdo dará a Qatar Petroleum un acceso aún mayor al mercado en un plazo de cinco años. Con una Gran Bretaña que está agregando más energías renovables a su consumo, el gas se ha convertido en el combustible preferido de la nación para generar electricidad en los días en que el sol no brilla y el viento no sopla.

 

Algunos países están posponiendo las decisiones finales de inversión para proyectos de exportación en medio de la pandemia mundial. Sin embargo, el plan de Catar de agregar cuatro nuevas líneas de producción, o trenes, puede obtener luz verde para fin de año, dijo el consultor energético Wood Mackenzie Ltd. El Estado tiene la intención de agregar aún más trenes para 2027 para exportar hasta 126 millones de toneladas al año.

 

Las decisiones finales de inversión sobre la expansión de Catar afectarán a los productores de GNL en todo el mundo, dijo el  vicepresidente de Total SE, Andrew Seck, en el Energy Intelligence Forum. “Tienen la capacidad de tomar FID en varios trenes, y creo que eso supondrá un desafío importante para muchos de los otros competidores”, dijo. “Veo eso como un momento realmente decisivo cuando se toma esa decisión, en la comprensión del equilibrio entre oferta y demanda para el resto de la década”.

 

La nación del Golfo puede producir GNL a un costo menor que casi en cualquier otro lugar, lo que le permite reducir el precio de sus rivales. Además de su nueva capacidad, Qatar necesita nuevos contratos para reemplazar los acuerdos a largo plazo por más de 20 millones de toneladas por año que vencen en 2025, según el grupo de importadores globales conocido como GIIGNL.

 

LChR