El Subsecretario chileno de Relaciones Económicas Internacionales y Viceministro de Comercio, Rodrigo Yánez, aterrizó en Doha esta semana para reunirse con la Autoridad de Inversiones de Qatar, en el marco de su gira por el Consejo de Cooperación del Golfo en busca de inversiones para varios sectores, desde la tradicional infraestructura hasta la vanguardista economía digital, pasando por la energía limpia o los servicios.

En entrevista exclusiva para Golfo Radio, el Viceministro Yánez explicó que además de firmar un histórico Memorando de Entendimiento (MoU) con el CCG, que espera que sirva de base para un futuro Tratado de Libre Comercio entre la región y su país, el objetivo de las reuniones con los fondos soberanos fue explicar qué necesidades comerciales podrían cubrirse desde Medio Oriente y que constituyen un nicho de negocios para ambos lados del planeta.

«Nos gusta hablar de ‘La Nueva Frontera’ del comercio chileno, y desde ese punto de vista, la diversificación en los países del Golfo representan para nosotros una oportunidad muy importante como un articulador entre distintos mundos: Asia, África, y específicamente el CCG. Tenemos mucho interés en que las inversiones de los países de la zona lleguen más a Chile y también, ojalá, a toda la región» comentó Yánez. «Nos lo planteamos como un espacio de comercial de mucha proyección por los desafíos que los países del CCG tienen en su planificación a 2030 o 2040: los aspectos de seguridad alimentaria y cómo podemos contribuir en eso y mucho más».

Palara clave: diversificar

El alto funcionario chileno saludó la firma del MoU el Vice dice que es un gesto importante de acercamiento de Chile al CCG y espera que derive en un TLC. Recordó que su país es el segundo importador más grande de Suramérica detrás de Brasil, «y lo que estamos comprando en otras partes del mundo podemos también obtenerlo desde el Golfo» agregó.

La delegación chilena trajo bajo el brazo un portafolio de inversiones de más de 1.500 millones de dólares para ofrecer, una cifra históricamente alta si se compara con la existente hace alrededor de una década. Hay mucho de infraestructura y alimentos, pero no es lo único: «aquí (en el CCG) hay un desafío recurrente en ambas regiones, la diversificación» agregó Yánez. «Pero  además de ayudar en la seguridad alimentaria, hay otros aspectos en los que podemos complementarnos:  el ámbito de la economía digital, del comercio electrónico, de los servicios, que hemos percibido como centrales y que Chile está liderando en Latinoamérica«.

AES cierra en Chile una central eléctrica en su camino a la descarbonización total

El núcleo: Catar y las energías limpias

Chile tiene el objetivo de ser carbono neutral en 2050, pero diez años antes ya debería haber cerrado las centrales de carbón. Yánez sostuvo que hay especial interés en promover al hidrógeno verde: «Chile tiene hoy una capacidad instalada de energía solar y eólica, desde la Patagonia, desde el desierto de Atacama, que es única en el mundo. Vinimos a contar lo que estamos haciendo y las oportunidades de inversión que representa también para los países del Golfo, donde también hay mucho potencial. No solo para producirla acá, sino para convertirse en un actor global donde sea que se necesite ese tipo de energía«.

Los representantes chilenos consideran que aunque el mercado catarí es relativamente pequeño, les resulta interesante por su resiliencia y la fortaleza obtenida tras los años del bloqueo. Admite Yánez que la fortaleza de la QIA y la estrategia aplicada por las autoridades del país potenciaron su posicionamiento logístico y de sus zonas francas, lo que sirve de hub para los productos suramericanos hacia este y otros mercados.

Pero Qatar es también interesante para el comercio que no es de bienes: «Chile está avanzando hacia una economía de exportación de servicios», afirmó Yánez.  «Los de ingeniería, arquitectura, construcción, o de TI, que ya existen en otros países del Golfo, pueden ser una oportunidad importante debido a nuestro posicionamiento en Latinoamérica. Eso es alinear nuestras agendas con los intereses que en Qatar estamos viendo muy acentuados.»

Qué se llevan

La QIA se mostró muy interesada en las propuestas chilenas del ámbito energético: transición y transmisión, energías renovables, y en las posibilidades de participar en la economía digital. Hay un nicho posible: hoy en chile solo están presente el fondo Adia, de Abu Dhabi, con una participación minoritaria en una autopista, DP World también en el ámbito portuario, pero Yánez quiere llevar esa participación a nuevos niveles. «Lo que vinimos a hacer es a conocernos mejor y aprender cómo funcionan, y también a mostrar las oportunidades que tenemos, contarles de los otros actores globales que están presentes en Chile. Vinimos a cultivar una relación».

LChR