Escúchanos online

China compra la energética “verde” más grande de México e inicia su expansión en Latinoamérica

State Power Investment de China tomó la delantera y comenzó su proceso de expansión en el mercado de energía limpia de América Latina, y lo hizo a lo grande: comprando la empresa independiente de energías renovables más importante de México.

 

El gigante energético conocido como SPIC compró Zuma Energía a través de su unidad China Power International Holding, con sede en Hong Kong, según un comunicado de prensa proporcionado por un portavoz de Zuma, que no reveló el precio. SPIC tiene más de 170 mil millones de dólares en activos en 41 países, incluidos proyectos de energía eólica, solar e hidroeléctrica en Brasil y Chile. El acuerdo marca el primer paso de SPIC a México y llega en un momento complicado para la industria de energía renovable del país. Bajo la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la nación ha intensificado su defensa de los productores estatales de energía Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad al intentar reprimir la competencia privada. Aun así, SPIC es optimista sobre las perspectivas en ese país norteamericano. La compra “significa nuestro compromiso y apoyo continuo para la generación de energía limpia y renovable, así como la confianza en la economía mexicana”, dijo el presidente Qian Zhimin en el comunicado. Zuma “irradiará apoyo operativo y de inversión a los países vecinos”.

 

Producir energía solar ya es más barato que las demás, dice la AIE

 

El acuerdo de Zuma es una apuesta a largo plazo para SPIC, ya que López Obrador y su ministerio de energía han introducido medidas este año para frenar la generación privada de energía limpia. Si bien el impulso se ha estancado en los tribunales mexicanos luego de una demanda del grupo de defensa ambiental Greenpeace, el apetito por nuevos proyectos renovables en México ha disminuido.

 

Es probable, no obstante, que las ambiciones de SPIC se extiendan más allá de México y que esta sea solo la primera pista de aterrizaje donde tocará tierra para luego expandirse en la región. “Hemos construido una plataforma sólida para perseguir múltiples vías de crecimiento a escala regional“, dijo el director ejecutivo de Zuma, Adrian Katzew, en el comunicado. “El respaldo de SPIC nos permitirá continuar con nuestra misión de hacer una contribución sustancial a un sistema global de energía limpia“.

 

LChR