China estudia relajar las restricciones para permitir que sus ciudadanos inviertan en valores fuera de su territorio continental, en un intento por facilitar los flujos de capital bidireccionales a medida que abre sus propios mercados de capital a una mayor participación extranjera.

Así las cosas, la Administración Estatal de Cambio de Divisas llevará a cabo un estudio para ver si puede permitir que los inversores nacionales utilicen su cuota anual de divisas de 50.000 dólares para la compra de valores y seguros en el extranjero, escribió Ye Haisheng, director de su departamento de gestión de cuentas de capital, en un artículo publicado en la revista China Forex. También planea eliminar el límite de la cuota para las personas que participan en programas de incentivos de acciones de empresas que cotizan en el extranjero.

Ant logra un primer acuerdo con las autoridades chinas, pero deberá reestructurarse

Si se aplica, la medida sería un gran salto en el impulso de China para una apertura bidireccional de sus mercados financieros. El país prohíbe a las personas utilizar su cuota de divisas para inversiones fuera del país, pero está volviéndose más relajado hacia los flujos de capital, ya que el yuan se ha fortalecido alrededor del 10% desde mayo de 2020.

LChR/Bloomberg