Los envíos nacionales de teléfonos inteligentes en China en 2020 cayeron un 20,4% con respecto al año anterior, según mostraron los datos del gobierno publicados este lunes, a medida en que la cantidad de teléfonos entregados a los consumidores se redujo a 296 millones desde 372 millones en 2019.

 

Las cifras de la Academia de Información y Comunicaciones de China (CAICT), un grupo de expertos respaldado por el estado, reflejaron tanto el impacto de la crisis del coronavirus en la cadena de suministro y la demanda, como la tendencia actual de que los consumidores mantengan sus teléfonos durante más tiempo antes de actualizar a uno modelo nuevo.

 

LChR/Reuters