Desde su lanzamiento en noviembre de 2020, StashAway ha estado observando los hábitos y tendencias de inversión en la región. En las primeras fases del lanzamiento, la empresa descubrió que dos tercios de las inscripciones eran de hombres; sin embargo, ya está viendo cómo esta proporción disminuye y la de mujeres empieza a aumentar. Con el tiempo, al igual que en Singapur y Malasia, la empresa espera que las mujeres representen el 50% de las inscripciones.

En tan sólo tres meses desde su lanzamiento, StashAway MENA ha constatado el aumento de la mujer inversora en la región y ha identificado los principales objetivos financieros de la misma.

En lo que respecta a la parte individual, el 32% de las inversoras se centra en hacer crecer el dinero para la jubilación, principalmente debido a la falta de planes de pensiones en la zona MENA. Además, aspiran a invertir y comprar propiedades, ya que el 19% lo considera su objetivo financiero; en tercer lugar, ha aumentado considerablemente el número de personas que invierten con la intención de crear un negocio.

El director general de StashAway MENA, Ramzi Khleif, comentó que es interesante ver cómo las tendencias del Lejano Oriente se repiten aquí, con el aumento de las mujeres inversoras. “Nos sentimos impulsados a llegar a más mujeres, empoderarlas y educarlas en materia de finanzas”, dijo. “Las mujeres constituirán la mitad de nuestra base de clientes, lo cual es más rápido que el tiempo que nos llevó conseguirlo en Singapur y Malasia».

StashAway tiene previsto mejoras en su programa de bienestar financiero de acceso gratuito y aumentará las sesiones de seminarios web, especialmente para las mujeres, con el fin de proporcionarles las herramientas y la información adecuadas para tomar las decisiones más informadas. En el CCG, la esperanza de vida de las mujeres se sitúa en torno a los 78,35 años, más que la de los hombres, que es de 75,8 años, lo que significa que las mujeres no deberían considerar quedarse en un segundo plano cuando se trata de tomar decisiones financieras y de su futuro financiero.

LChR