Con una participación de poco más del 50% del electorado, El Salvador eligió a diputados de la Asamblea Legislativa, concejos municipales y miembros del Parlamento Centroamericano.

En la jornada electoral los votantes decidieron darle todo el poder al gobernante Nayib Bukele quien tendrá el camino fácil para legislar e instrumentalizar su proyecto político ya que cuenta con la mayoría de los diputados de la Asamblea Legislativa.

Según dio a conocer la Asociación de Radiodifusión Participativa de El Salvador a pesar de algunos conatos de violencia y fallas en la implementación de las medidas de bioseguridad- la jornada fue “pacífica” y sin sobresaltos. La población fue paciente, sobre todo ante el retraso en la apertura de los centros de votación.

Se presentaron algunas irregularidades como la actuación el presidente Nayib Bukele quien rompió el silencio electoral con una conferencia de prensa a media tarde de este 28 de febrero en la que denunció supuestas anomalías y pidió el voto para su partido.

Diversas organizaciones políticas de El Salvador habían denunciado uso de fondos públicos para hacer campaña, prevalencia de su cargo para favorecer a Nuevas Ideas el partido político de Bukele, e incumplimiento de los plazos para hacer campaña.

El partido de Bukele, Fundado en 2018, tras la expulsión del mandatario un año antes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), sumaría los suficientes diputados como para tomar decisiones ordinarias sin necesidad de ninguna alianza, pero podría necesitar a su aliado Gran Alianza por la Unidad Nacional, que es un partido de derecha para la mayoría absoluta.

El resultado consuma la debacle de los partidos tradicionales Arena y FMLN, pero golpea aún más a la izquierda, que tenía en la exguerrilla a su único representante. El FMLN viene cosechando derrotas electorales en las elecciones de medio plazo desde antes de que expulsara a Bukele de sus filas, y en la próxima legislatura, a pesar de asegurar su permanencia, no tendrá peso en las decisiones legislativas.