El Congreso de El Salvador aprobó una ley que convertirá al Bitcoin en una moneda de curso legal en el país, haciendo que esta nación centroamericana sea la primera en reglamentar una criptomoneda, en un intento de dinamizar su economía.

«La presente ley tiene como objeto la regulación del bitcóin como moneda de curso legal, irrestricto con poder liberatorio, ilimitado en cualquier transacción», reza parte del artículo 1 de la nueva normativa aprobada y denominada Ley Bitcóin, que será sancionada por el Presidente y principal impulsor, Nayib Bukele.

La Ley Bitcóin cuenta con apenas 16 artículos, y fue aprobada con los votos de 62 diputados, entre ellos los 56 de la bancada del mayoritario partido Nuevas Ideas (NI),  aliados del mandatario. «La Ley Bitcóin acaba de ser aprobada por mayoría calificada en la Asamblea Legislativa. ¡62 de 84 votos! ¡Historia!», fue la primera reacción del presidente en sus cuentas de redes sociales.

Implicaciones

Este instrumento legal tiene sus detractores. Para la diputada Anabel Belloso, del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), «la ley no fue discutida con especialistas, ni con paciencia». Asegura que tiene muchas implicaciones en el ámbito económico «y no todos estamos claros de cómo esto va a funcionar, tomando en cuenta que las criptomonedas son volátiles en el mercado, son inestables«, sostuvo.

De acuerdo a la normativa, «todo agente económico deberá aceptar bitcóin como forma de pago», pero quedarán «excluidos» de recibir pagos en bitcóin los que «por hecho notorio y de manera evidente no tengan acceso a las tecnologías que permitan ejecutar transacciones en bitcóin». La ley también deja en claro que para «fines contables» se utilizará el dólar estadounidense como «moneda de referencia» y reseña que «todas las obligaciones en dinero expresadas en dólares, existentes con anterioridad a la vigencia de la presente ley, podrán ser pagadas en bitcoins».

Con dudas

Para el economista y expresidente del Banco Central de Reserva de El Salvador, Carlos Acevedo, el uso de las criptomonedas conlleva riesgos y el principal su volatilidad. «Las criptomonedas son demasiado volátiles y riesgosas como para que puedan cumplir las funciones básicas del dinero como reserva de valor, medio de intercambio y unidad de cuenta, tal como aprenden los estudiantes de economía desde los cursos introductorios de la profesión», señaló Acevedo en un artículo de opinión que publicó en un periódico digital.

Según Bukele, dar al bitcóin curso legal en el país tiene como objetivo generar empleos y también «dar inclusión financiera a miles de personas fuera de la economía formal», al que pertenece, dice, el 70% de la población salvadoreña. Para el gobernante el bitcóin representa «la forma de más rápido crecimiento para transferir» esos miles de millones de dólares en remesas y de evitar que «millones de dólares» se pierdan en intermediarios.

En la economía dolarizada de El Salvador, las remesas que envían salvadoreños desde el extranjero son un soporte importante y equivalen al 22% de su Producto Interno Bruto (PIB). En 2020, las remesas totalizaron 5.918,6 millones de dólares, un incremento del 4,8% con respecto a 2019, según informes oficiales.

LChR