La economía de la eurozona se contrajo a principios de 2021 por segundo trimestre consecutivo, entrando en su segunda recesión técnica en un año.

En el conjunto de los 19 países que utilizan el euro como moneda, el producto interior bruto cayó un 0,6% respecto al trimestre anterior en el primer trimestre, según la agencia de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, confirmando así su primera estimación para el periodo. Esto coincide con lo que habían previsto los economistas encuestados por The Wall Street Journal.

«Es hora de ser más selectivos con los mercados emergentes» opinan los especialistas

En términos interanuales, la economía se contrajo un 1,8%, según Eurostat. También coincide con la primera estimación y con las previsiones de los economistas. Esta contracción sigue a otra caída intertrimestral del 0,7% en el cuarto trimestre del año pasado, tras un fuerte repunte del 12,5% en el tercer trimestre, cuando se suavizaron las restricciones.

El número de ciudadanos con empleo en el primer trimestre disminuyó un 0,3% en términos intertrimestrales, tras un aumento del 0,4% en el cuarto trimestre, dijo Eurostat.

Hasta ahora, el aumento del desempleo ha sido limitado en la eurozona, en parte gracias a los programas gubernamentales que pagan los salarios de los trabajadores despedidos. La tasa de desempleo de la zona monetaria cayó al 8,1% en marzo, frente al 8,2% de febrero.

LChR/Marketwatch