La Semana Santa, una de las festividades religiosas más importantes de España está suspendida. Las procesiones y eventos religiosos públicos han sido cancelados debido a la expansión de los contagios en diferentes autonomías de la península.

Esto ocurre en medio de la pugna política en varias regiones y especialmente en Cataluña donde todavía no hay un gobierno estable luego de las elecciones autonómicas. El otro debate es la prohibición de los desplazamientos entre comunidades autónomas de los residentes mientras que si se permite la entrada de turistas extranjeros a través de los aeropuertos y vía terrestre.

Sin embargo, la ministra de sanidad de España, Carolina Darias justifica la entrada de turistas extranjeros porque el país está en el espacio europeo con fronteras abiertas y ratifica la decisión de exigir a todos los que entren al país una prueba de PCR negativo.

En el contexto del cierre perimetral de las comunidades de España por Semana Santa, la Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará el control de trayectos de corto recorrido, desplegando unos 64.200 agentes para hacer cumplir las medidas y restricciones contra el coronavirus en España.

El mapa del Covid-19 en España indica que Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas con más casos y muertes acumuladas por coronavirus. La pandemia se ha extendido a gran velocidad por todo el país. En un año ha superado los tres millones de contagios y ha dejado más de 72.000 fallecidos, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad.