Todo está listo en el Estadio Suheim Bin Hamad, en Doha, para recibir este viernes la segunda parada de la competición más importante del atletismo mundial como es la Liga de Diamante, la cual se plantea estará plagada de estrellas en territorio catarí.

Entre las grandes figuras que ya han anunciado su participación están las velocistas Sha’carri Richardson, de Estados Unidos, quien tendrá un durísimo duelo ante la jamaiquina Fraser-Pryce, además del keniano Timothy Cheruiyot, actual campeón mundial de los 1.500 metros planos.

Por supuesto, las miradas también se posarán sobre el ídolo catarí, Mutaz Essa Barshim, saltador alto de 29 años de edad, quien viene de registrar su mejor marca personal con un 2.43 metros. El ruso Ivanyuk y el bielorruso Nedasekau se proyectan como sus dos principales rivales en la contienda.