Fitch Ratings indicó en un nuevo reporte que la reanudación del crecimiento económico en Latinoamérica no será suficiente para reparar las finanzas públicas en la región si no se toman medidas fiscales de fondo, lo que explica la mayor parte de las perspectivas negativas en casi la mitad de las calificaciones soberanas en esa zona.

La agencia proyecta un crecimiento del PIB real regional del 4,6% para este año, tras la contracción de casi 7 puntos del año pasado. La perspectivas de recuperación se respaldan en el repunte de China, las políticas de estímulo en Estados Unidos y precios más altos de las materias primas. La nueva proyección, además, es más alta que la que Ftch había hecho a principios del año.

FMI: Los jóvenes latinoamericanos tendrán menores salarios si no recuperan las clases perdidas

Pero el resurgimiento de los contagios del coronavirus (con el consiguiente distanciamiento social) y el lento proceso de vacunación siguen representando un riesgo para el crecimiento y presionan a algunos gobiernos a extender las medidas de alivio. Además, el punto de partida débil de la región y el importante deterioro fiscal durante la pandemia significan que estabilizar y, con el tiempo, reducir las cargas de la deuda pública, requerirían medidas estructurales, en lugar de tan solo mejoras cíclicas.

Solo unos pocos gobiernos latinoamericanos han comenzado a detallar esto y es posible que, en la medida en que estos comiencen a tomar forma, se enfrenten a algunos desafíos. Por ejemplo, las medidas fiscales de Brasil que se desencadenaban si el gasto obligatorio excedía 95% del gasto primario fueron diluidas por el Congreso recientemente. En Colombia es probable que el Congreso modifique la próxima propuesta de reforma fiscal; mientras que las recientes protestas antigubernamentales amenazan el programa de reformas de Paraguay, incluyendo la actualización de la norma fiscal. También es factible que algunos países, como Costa Rica, enfrenten problemas de aplicación al intentar cumplir con los objetivos de las reformas acordadas con el Fondo Monetario Internacional.

LChR