General Motors reveló que estaba extendiendo los recortes de producción en tres plantas globales hasta al menos mediados de marzo. Sigue construyendo, pero dejando vehículos incompletos, en otras dos fábricas, debido a la escasez global de chips de semiconductores.

Ford anuncia que todos sus vehículos serán eléctricos en 2035

La compañía no reveló cuánto volumen perdería tras su decisión o qué proveedores y piezas de vehículos se vieron afectados por la escasez de chips, pero sí adelantó que el enfoque sigue siendo mantener la producción en funcionamiento en las plantas que construyen sus vehículos con mayores ganancias: las camionetas de mayor tamaño y los SUV. La escasez de chips ha afectado a muchos fabricantes de automóviles, incluidos Toyota, Volkswagen, Stellantis, Ford, Renault, Subaru, Nissan, Honda y Mazda. Los fabricantes de chips asiáticos se apresuran a impulsar la producción, pero advierten que la brecha de suministro tardará muchos meses en cubrirse. El fabricante de chips alemán Infineon advirtió que las cosas empeorarán en el corto plazo.

Fiat y PSA se fusionan para crear Stellantis, el cuarto fabricante de autos más grande del planeta

Se espera que la escasez de chips reduzca la producción mundial de vehículos en el primer trimestre en más de 670.000 vehículos y hasta el tercer trimestre, dijo la firma de pronósticos IHS Markit. AutoForecast Solutions estimó que la producción total perdida este año podría acercarse a 1 millón de vehículos.

LChR/Reuters