Este lunes a las 20:00 horas, la selección nacional de Catar disputará su último partido en eliminatoria asiática cuando se mida a Omán, en choque a celebrarse en el Estadio Jassim Bin Hamad en Doha.

Catar, que viene de vencer a India por 1-0, no podrá bajar los brazos debido a que desea asegurarse el primer lugar de su grupo. Si bien un empate le bastaría para tal fin, el clima que se vive es propicio para ganar el encuentro y de esa forma llegar con la mejor forma al reto de la Copa de Oro el venidero mes en Estados Unidos.

Ayer en rueda de prensa el entrenador de Catar, el español Félix Sánchez, explicó lo duro que será el enfrentamiento, además de la presión de tener que jugar en casa. Como baja segura está la del centrocampista del Al-Sadd, Salem Al-Hajri, por lesión, además del defensor de origen portugués Pedro Miguel.

Sobre el delantero estrella Akram Afif no quiso dar mayores pistas sobre cuándo reaparecerá. Ante India no lo utilizó por lo duro del compromiso y que el futbolista todavía se encuentra en fase de recuperación, por lo que, dependiendo del trámite del resultado podría aparecer contra Omán siempre y cuando el entrenador lo considere.

Antes del juego Catar-Omán, a las cinco de la tarde, Bangladesh enfrentará a India también en el estadio de Doha.