Escúchanos online

Huracán Eta deja destrucción en Centroamérica

Eta es la tormenta 28 de la temporada activa de huracanes de este año y se ha hecho sentir en toda Centroamérica, una región con costas en el Atlántico y el Pacífico donde viven unos 50 millones de personas, muchos de ellos pobres y asentados en zonas de alto riesgo, por estar en una de las zonas más vulnerables del planeta.

Eta ha dejado en Centroamérica al menos 24 muertos, desaparecidos, miles de afectados, así como casas, vías y cultivos arrasados. A esta zona del continente americano llegó la semana pasada como un poderoso huracán para degradarse a una tormenta tropical que está influyendo en la región, muy vulnerable a los desastres naturales.

Panamá, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Guatemala fueron los principales afectados que no solo causó muertes y heridos sino también miles de evacuados y grandes extensiones de campos cultivados completamente inundados.

Las lluvias que se extendieron una semana echaron a perder cultivos, derribaron puentes e inundaron viviendas en toda Centroamérica. La llegada del huracán Eta el martes por la tarde al noreste de Nicaragua siguió a días de lluvias mientras avanzaba lentamente hacia la costa. Su desplazamiento lento y sinuoso con rumbo norte a través de Honduras desbordó ríos, que a su vez inundaron vecindarios en los que las familias tuvieron que subirse a los techos para aguardar a que las rescataran.