India está considerando flexibilizar las reglas de inversión extranjera para sectores que van desde la construcción hasta la animación, para así atraer el capital extranjero necesario para crear empleos en una economía marcada por la pandemia. La información fue filtrada a la prensa por personas conocedoras del asunto, quienes revelaron que se está discutiendo una propuesta para permitir que las sociedades de responsabilidad limitada inviertan en la construcción de municipios, carreteras, hoteles y hospitales.

Permitir las LLP abriría una nueva vía de inversión en un momento en que el gobierno del primer ministro Narendra Modi está luchando por reactivar la economía de su peor contracción anual registrada, y generar empleo en un país que sigue perdiendo puestos de trabajo meses después del cierre inducido por la pandemia. El gobierno estima que India requerirá una inversión por valor de 777 mil millones de dólares en infraestructura para el desarrollo a más tardar en 2022.

 

Una larga espera

El sector de la construcción recibió entradas de IED por valor de 25,7 mil millones de dólares entre abril de 2000 y septiembre de 2020, según muestran los datos del gobierno. Es probable que la relajación de las reglas también ayude al gobierno de Modi a acercarse a su objetivo de crear viviendas asequibles para todos en áreas urbanas para 2022 y construir 100 ciudades inteligentes.

Actualmente, los inversores extranjeros deben cumplir con ciertas condiciones para invertir en el sector del desarrollo de la construcción, como un período de bloqueo de tres años antes de salir. Permitir que las firmas de LLP le permita al sector recibir inversiones extranjeras más fácilmente.

LChR/Bloomberg