El fundador de Alibaba Group, Jack Ma, hizo esta semana su primera aparición pública desde el pasado mes de octubre, aliviando así la preocupación por su desacostumbrada ausencia. Su sola aparición, además, fue motivo suficiente para que las acciones de su compañía se revalorizaran de nuevo. El multimillonario, que goza en China de una veneración similar a un culto, no había aparecido en público desde el año pasado, tras criticar el sistema regulatorio de país en un foro realizado en Shanghai. Señala la agencia Reuters que esas declaraciones antigubernamentales lo puso “en rumbo de colisión” con los funcionarios, que se tradujo poco después en la suspensión de una salida a bolsa de 37 mil millones de dólares para la filial financiera de Alibaba, Ant Group.

 

Trump abandona los planes contra Alibaba, Baidu y Tencent, pero otras siguen en la mira

 

Hasta entonces, Ma aparecía a menudo en público, hablando en conferencias y otros eventos, aunque con menos frecuencia que en 2019 debido a la pandemia de coronavirus. Sin embargo, y aunque no ha habido más detalles, Ma apareció en una ceremonia online para maestros rurales en un video de poco menos de un minuto de duración. Vestido de azul marino, una habitación gris con gran cuadro y arreglos florales, no quedó claro, sin embargo, dónde estaba la habitación.

 

La economía China superará a la de Estados Unidos en 2028, cinco años antes de lo previsto

 

Las acciones de Alibaba saltaron un 8,5 por ciento en la bolsa de Hong Kong. Para el director de ventas de la firma UOB Kay Hian, Steven Leung, la reaparición de Ma dio tranquilidad a los inversores después de muchos rumores, lo que les permitió acumular acciones que habían quedado rezagadas en el mercado.

 

La compañía espera recaudar al menos 5 mil millones a través de la venta de un bono denominado en dólares estadounidenses este mes.

 

LChR/Reuters