Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo perdieron colectivamente un billón de dólares en ingresos no percibidos durante la última crisis de 2015 y 2016, dijo el secretario general del cártel en la Cuarta Cumbre Internacional del Petróleo en Nigeria. Dado que la crisis de Covid-19 golpea a la industria petrolera con mucha más dureza que la de 2014-2016, lo más probable es que las pérdidas que sufrieron los productores de la OPEP el año pasado sean superiores al billón de dólares, pero aún se están calculando.

«En la OPEP nos quedamos atónitos al ver que ocurren cosas que nunca imaginamos posibles. El 20 de abril de 2020, el WTI entró en negativo por primera vez en la historia, y los precios se desplomaron hasta -37 dólares por barril. Los vendedores estaban pagando a los compradores para que levantaran su crudo», dijo Mohammed Barkindo, citado por Nigerian Leadership.

De QP a Aramco, las energéticas de MENA cambian su modelo para conseguir efectivo

«En respuesta a esta situación sin precedentes, la OPEP sabía que tenía que actuar. Afortunadamente, no tuvimos que reinventar la rueda. Recurrimos al mecanismo que nos había ayudado a salir de la crisis del mercado petrolero de 2015-2016: la Declaración de Cooperación (DoC). Fue un esfuerzo para pasar de la crisis a la oportunidad», dijo.

El histórico acuerdo de control de la producción de petróleo de la OPEP fue, de hecho, uno de los factores, junto con la rápida recuperación de la demanda de petróleo en China, que detuvo la caída libre de los precios del petróleo el año pasado, ayudó a reducir los excesivos inventarios mundiales de petróleo y, ahora, está llevando los precios a máximos de dos años.

La OPEP está suavizando los recortes que acordó el año pasado, lo que añadirá unos 2 millones de barriles diarios a la oferta mundial. Los operadores, sin embargo, no están preocupados: la demanda está mejorando más rápido de lo que la mayoría esperaba. Es más, a pesar de que las previsiones anteriores apuntaban a que nunca volvería a alcanzar los niveles anteriores a la pandemia, la AIE considera ahora que la demanda de petróleo volverá a esos niveles en un año.

Todavía está por ver cuánto dinero ha perdido la OPEP en ingresos no percibidos por la crisis de la pandemia, pero la cantidad será sin duda considerable.

LChR/OilPrice