Las empresas de tecnología están listas para representar una mayor parte de las ofertas públicas iniciales en Australia en 2021, ya que la sed de los inversores por el sector parece insaciable, según los negociadores involucrados en las transacciones.

 

Según reseña la agencia Bloomberg, de los 5.400 millones de dólares australianos (4.200 millones de dólares) recaudados en los debut empresariales en ese país el año pasado, las empresas de tecnología representaron 1.300 millones de dólares. Es la mayor participación de la tecnología en el volumen de OPI anuales en al menos una década: el 24%.

 

Comunicaciones y finanzas, categorías que incluyen empresas adyacentes a la tecnología, como proveedores de banda ancha y prestamistas en línea, representaron otros 1.500 millones de dólares australianos. Las cifras representan un cambio en una región que en la última década apoyó aproximadamente el doble de OPI de empresas mineras que de empresas de tecnología. Durante la pandemia, los mercados han recompensado generosamente a las compañías que están preparadas para captar la creciente aceptación de las plataformas digitales y eludir las partes más afectadas de la economía global, por lo demás anémica. “Parece haber un apetito insaciable por los negocios de tecnología y software”, dijo Mark Burmeister, vicepresidente de mercados de capital globales en Australia en Morgan Stanley. «Las empresas más atractivas son aquellas que son disruptivas y sostenibles».

 

Las tecnológicas australianas que debutaron en la bolsa de Sydney el año pasado en Australia han visto subir el precio de sus acciones en un promedio del 79% hasta la fecha, en comparación con casi el 23% de las cotizaciones de 2020 en general. La oferta pública inicial de la empresa de software de seguridad Nuix Pty, que recaudó 975 millones de dólares australianos, no solo fue la más grande de Australia en 2020, sino que también fue una de las de mejor rendimiento, con un aumento de las acciones del 84% desde su debut en noviembre. Durante el mismo período, el siguiente mayor, de la empresa portuaria de carbón Dalrymple Bay Infrastructure Ltd. en diciembre, ha caído un 18%.

 

LChR/Bloomberg