Escúchanos online

La UE saca de la lista negra de paraísos fiscales a Islas Caimán y Omán

El Consejo de la Unión Europea, que reúne a los ministros de los Estados miembros, actualizó la lista de paraísos fiscales en la que entran las islas caribeñas de Barbados y Anguila, y de la que salieron Islas Caimán y Omán, después de haber aprobado “las necesarias reformas para mejorar su marco de política fiscal”, según lo anunció la institución en su comunicado.

De acuerdo con el texto, Anguila y Barbados entraron después de haber considerado el informe del Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información Tributaria, que rebajó la calificación de ambas naciones después de “”no cumplir” en el caso de Anguila, y “cumplir parcialmente” en el caso de Barbados, con los estándares internacionales de transparencia e intercambio de información. Por el contrario, salen de la lista negra dos tradicionales miembros: Islas Caimán y Omán, tras haber realizado mejoras en sus sistemas tributarios. Concretamente en lo que toca a los fondos de inversión colectiva, por el caso de las Caimán, y la ratificación de la Convención de Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal de la OCDE, en lo que toca a Omán.

 

La decisión sobre las Islas Cayman fue muy criticada por parte de algunos eurodiputados y de organizaciones como Oxfam Internacional, que considera que la eliminación del que fuera uno de los paraísos fiscales más notorios del mundo es una prueba más de que el proceso de la UE, a su juicio, no está funcionando. “Para que la lista negra mantenga alguna credibilidad, dice la ONG, la Unión Europea debe incluir a todos los países que operan como paraísos fiscales, incluidos los que tienen tasas impositivas corporativas cero y los países donde las inversiones empresariales superan el nivel de actividad económica real en la que participan”, sostiene la  asesora fiscal de Oxfam, Chiara Putaturo.

 

Comparten las críticas eurodiputados como el socialdemócrata portugués, Pedro Marques, que ha alertado de que la decisión demuestra que los criterios de la UE no funcionan y tienen que ser revisados. “Los paraísos fiscales, dijo, privan a los países ricos y pobres de cientos de miles de millones en ingresos perdidos cada año. Dinero que se necesita más que nunca durante la pandemia de Covid-19, pero en lugar de pedir cuentas, la UE está permitiendo que los países más agresivos sean excluidos de la lista”.

 

La de las Caimán es una de las 10 economías mundiales que según el Fondo Monetario Internacional albergan más del 85% de las inversiones fantasmas, junto con Luxemburgo, Países bajos, Hong Kong, Islas Vírgenes británicas, Bermuda, Singapur, Suiza, Irlanda y Mauricio.

 

LChR