Mauricio González Nieto (Colombia)

El Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (COVAX) es una alianza impulsada tanto por actores públicos como privados que tiene como fin garantizar el acceso equitativo a las vacunas que se logren desarrollar contra el coronavirus. El acceso a este mecanismo es una buena vía para los países pobres y que no tienen garantizado el suministro de la vacuna por vía de la compra o los convenios con las farmacéuticas.

Algunos países de Centroamérica solo tiene la pasibilidad de acceder a estas vacunas a través de este mecanismo tal y como lo explica Mauricio Vanegas Nieto, corresponsal de Golfo Radio en Colombia.

Durante esta primera fase de entrega de vacunas por el convenio Covax, varios países de la región de Centroamérica y el Caribe se han visto beneficiados. El país que más recibirá es Guatemala con 724 mil dosis, bajando gradualmente las entregas en Nicaragua 432.000, Honduras 424.000, El Salvador 225.000, Costa Rica 218.000 hasta llegar a Panamá con 184 mil dosis. Mientras tanto, en el Caribe sobresale República Dominicana que tendrá 463.000 dosis. La otra isla de mayor tamaño en el Caribe Cuba ha decidido no unirse a esta iniciativa Covax.

Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud, ha enfatizando que «el acceso a las vacunas no es solo lo correcto, sino lo más inteligente que podemos hacer. Hay que trabajar mucho para tener control de esto y restaurar la actividad económica en el mundo» dijo.

Entre tanto, Seth Franklin Berkley, director ejecutivo de la Alianza de vacunas GAVI, sostuvo que la llegada de estas dosis marca un hito. «Este es el inicio del despliegue de vacunas más rápido y grande jamás visto en la historia. Es un momento emocionante e importante porque trabajamos juntos en cerrar las brechas de vacunación entre países ricos y quienes se quedarían rezagados. Hoy nos demuestra que el COVAX es una solución que funciona para todos y estamos ayudando a proteger a los países de menores ingresos que, de otra manera, no podrían hacerse a las vacunas. Nadie estará seguro hasta que todos estemos seguros».

José Manuel Barroso, presidente de la Junta Directiva de COVAX, aseguró «buscamos todos juntos un mismo propósito, porque a la luz de esta terrible pandemia necesitamos tener un enfoque mundial. Sabemos que mientras exista el virus en circulación, siempre estará el peligro de un mayor número de contagios».

Por otra parte el Ministro de salud pública de República Dominicana, Daniel Rivera, dijo que se tiene asegurada la segunda dosis para los todas las personas que ya han recibido la primera dosis, que incluye personal sanitario, adultos mayores, sus acompañantes o cuidadores permanentes además de todos los profesores del país.

Por último, el ministro de salud confirmó la continuidad de todo el personal sanitario que trabaja en la primera línea de atención médica y también que van a ir a cada casa donde existan personas discapacitadas y allí en sus hogares les van a aplicar las vacunas, para evitar que tengan que desplazarse a los centros de salud.