Las perspectivas económicas en el Consejo de Cooperación del Golfo cambiaron sensiblemente tras el fin del bloqueo que algunos países del CCG mantuvieron a Catar desde el año 2017, y hoy se prevé que las empresas cataríes, incluidos los bancos, reciban un nuevo impulso en el marco de la relajación de las tensiones anunciada por el príncipe heredero Mohammed bin Salman. En este contexto, la QNB Financial Services Research, parte importante del banco más grande de Qatar, dijo en una nota a sus clientes que los bancos del país se beneficiarán de la resolución acordada en la cumbre del CCG «basada en el optimismo general de los inversores, ya que los bancos nacionales tenían una exposición inmaterial a los países bloqueadores».

 

Según Reuters, la nota del banco indicaba que Qatar Airways y, en consecuencia, Qatar Fuel, podrían beneficiarse del aumento del tráfico aéreo entre KSA (Arabia Saudí) y Qatar. Además, las empresas inmobiliarias también se beneficiarán de la demanda a largo plazo. Otros que salen favorecidos son los bancos cataríes con participaciones importantes en bancos en los Emiratos Árabes Unidos y Egipto. De hecho, el sector bancario catarí tenía antes del embargo una exposición total del 6% a los prestamistas regionales, cifra que cayó al 3% tras el bloqueo.

 

Las inversiones en Catar podrían verse reforzadas por nuevos proyectos relacionados con la expansión de la producción y los proyectos de GNL, así como por una nueva ley que se espera que abra más sectores al 100% de propiedad extranjera, según el QNB. La firma cree que es poco probable que Baladna, que invirtió fuertemente en productos lácteos a base de leche de vaca, se vea afectada por un posible aumento en las importaciones de Arabia Saudí.

 

LChR/Reuters