El futuro de las remesas era incierto a principios del año pasado, con el surgimiento de la pandemia, el confinamiento y el cese de las actividades no esenciales. A pesar de esto las remesas a México aumentaron en 2020 un 11,4 por ciento, y se espera que esta tendencia se mantenga durante todo 2021, ante las perspectivas del aumento del empleo, la vacunación sostenida y el paquete de estímulos económicos.

Según las cifras del Banco de México, las remesas ya encadenan 5 meses consecutivos con crecimientos a doble dígito, promediando desde septiembre pasado un aumento mensual del 17,6%. En enero de este año, por ejemplo, se ejecutaron 9,6 millones de operaciones para el envío de estos recursos (+18.2%) mientras que la remesa promedio se ubicó en 343 dólares (+6.5%).

Diversos factores contribuyeron al crecimiento de las remesas a México, y uno vital fue la llegada de los cheques por estímulos económicos que han beneficiado a los mexicanos en Estados Unidos, e indirectamente también a las remesas. Se estima que hay 3,3 millones de migrantes mexicanos que ya cuentan con la ciudadanía estadounidense, y otros 3,3 millones que tienen la tarjeta de residencia permanente, conocida como ‘Green Card’. Aun cuando los trabajadores migrantes mexicanos hayan perdido su trabajo debido a la pandemia, es posible que con la ayuda de estos estímulos hayan continuado enviando remesas a su país.

Latinoamérica marcó un récord de inversiones en startups regionales durante 2020

Evolución de remesas para el 2021

Así, pese al efecto base del crecimiento inesperado de las remesas a México en 2020 de 11,4%, se estima que las remesas para 2021 podrían crecer 7.0% y ubicarse en un monto cercano a los 43 mil 450 millones de dólares. La reducción gradual de la tasa de desempleo, la implementación acelerada de la vacunación y el paquete de estímulos económicos por 1.9 billones de dólares propuesto por Joe Biden, podrían contribuir a que se recupere la actividad económica en Estados Unidos, mejoren las condiciones para los mexicanos que laboran en ese país, y aumente el flujo de remesas a México en 2021.

Este crecimiento no va a ser homogéneo en la República Mexicana. Se estima que Jalisco podría mantenerse en la primera posición a escala nacional con un flujo cercano a 4 mil 550 millones de dólares este año (+9.5%), alejándose de Michoacán que se ubicaría en la segunda posición con un estimado de 4 mil 310 millones. Le seguirían en orden de importancia Guanajuato, en la tercera posición, con 3 mil 515 millones, y después la Ciudad de México y el Estado de México, con un monto estimado cada uno de alrededor de 2 mil 500 millones.

LChR