El Qatar National Bank anunció que sus activos superaron la marca del billón de riyales, equivalentes a 273,5 mil millones de dólares, pero aumentó sus reservas en provisiones como una «medida de precaución». El banco más grande de Oriente Medio apartó de sus balances 5.800 millones de riales en para eventuales préstamos incobrables, en comparación con los 3.180 millones de hace un año. Los activos totales terminaron 2020 en 1.025 billones de riales, un aumento de alrededor del 9% con respecto al año anterior.

 

La rentabilidad para los prestamistas en el Golfo sigue bajo la presión de la pandemia de coronavirus a medida que las interrupciones en el comercio y los viajes continúan sacudiendo la región. Las perspectivas para Qatar se están volviendo más favorables tras el restablecimiento de sus lazos con Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto después de que un avance diplomático este mes pusiera fin a una disputa de tres años.

 

Nace el segundo banco más grande de Catar tras la fusión entre Al Khalij y Masraf

 

Así fueron los números:

 

  • Los ingresos netos del banco cayeron en 2020 un 16%, a 12 mil millones de riales. La estimación de consenso era de 12,20 mil millones

 

  • Los ingresos operativos fueron de 25,4 mil millones de riales; la estimación era de 25,92 mil millones.

 

«El banco continúa aprovisionando Covid-19», dijeron los analistas de Citigroup Inc. Rahul Bajaj y Ronit Ghose en una nota a sus clientes. «Si bien el QNB ha informado cifras de titulares débiles, notamos que el banco continúa teniendo un desempeño sólido antes de las provisiones», dijeron.

 

Otros números clave del informe del QNB:

 

  • Los ingresos operativos aumentaron un 1% respecto al año anterior a pesar del impacto de Covid-19 y la caída de los precios del petróleo.

 

  • Habrá un dividendo de 0,45 riales por acción.

 

  • La racionalización de costos y las fuentes sostenibles de generación de ingresos ayudaron al QNB a mejorar la relación costo-ingresos del 25,9% al 24,3%