David Blanco.

Continuamos al Ritmo de la Gran Pantalla en Golfo Radio. En la anterior sección hablamos de ‘Verano 1993’, una de las películas más sorprendentes del cine español en los últimos años, y en esta ocasión vamos a adentrarnos en una película, ya de otra generación, pero seguramente una de las más reconocidas e influyentes de todo el cine español.

‘Los lunes al sol’ se centra en la vida de un grupo de hombres que sobrevive de manera precaria en una ciudad costera del norte de España y que, tras perder sus trabajos en la desindustrialización de los años 90, apenas encuentran oportunidades laborales. A pesar de algunos toques de humor que le acercan a una entretenida comedia, se trata de un drama social muy poderoso, capaz de retratar la rutina, la desesperanza y los pequeños placeres en un entorno decadente y sin futuro. Destaca, sobre todo, la dura, resentida y callada camaradería de los protagonistas, con Javier Bardem brillante en el rol principal, al que acompañan Luis Tosar, Celso Bugallo, José Ángel Egido o Enrique Villén. Está dirigida por Fernando León de Aranoa, uno de los directores más socialmente comprometidos en España, que resume aquí parte de su trayectoria, con dramas contenidos poblados por personajes que intentan sobrevivir en la cuerda floja.

La película, estrenada en el año 2002, obtuvo cinco premios Goya, incluyendo el de Mejor película, y fue elegida también Mejor película en el Festival de San Sebastián. Además, gracias a una buena acogida tanto de la crítica como del público, es uno de los referentes del cine español sobre desempleo, precariedad y crítica social. De hecho, igual que en el anterior programa hablábamos de ‘Verano 1993’ como una de las señas de una nueva generación de cineastas españoles, el film de León de Aranoa es en cierta medida uno de los buques insignia de ese cine políticamente comprometido e ideológicamente posicionado que ha sido frecuente en la filmografía española.

Por lo tanto, recomendamos ‘Los lunes al sol’, una cinta de enorme influencia, con una potente historia y unas interpretaciones extraordinarias. Con esto, nos despedimos hasta la próxima sección.