Escúchanos online

México y Argentina producirán la vacuna contra el Covid desarrollada por Oxford y AstraZeneca

México y Argentina se ponen a la cabeza de la lucha contra el Covid-19 en Latinoamérica, tras anunciar ambos países que producirán hasta 250 millones de dosis de la vacuna que está desarrollando la Universidad de Oxford con la firma AstraZeneca, y que finalizará sus estudios de la fase 3 el próximo mes de noviembre. Los presidentes de ambos países hicieron sus anuncios por separado en sendas ruedas de prensa, en las que anunciaron que la producción comenzará a hacerse en el primer trimestre de 2021, a un costo que oscilará entre los 2 y los 4 dólares por unidad. En la definición del precio estuvo involucrada la Fundación Slim, que está financiando buena parte del proyecto.

 

 

La presidenta y Directora General de AstraZeneca México, Sylvia Varela, aclaró que las pruebas de la fase 3 incluirán a 50 mil personas entre Reino Unido, Sudáfrica, Estados Unidos y Brasil. La vacuna se producirá en Argentina y se envasará en México, desde donde va a distribuirse. En su discurso, el Presidente mexicano, Manuel López Obrador, no ocultaba su satisfacción al declarar que su país se pone “a la vanguardia” de este proceso.

 

 

Según las declaraciones del Presidente argentino, Alberto Fernández, la dosis será distribuida equitativamente en todos los países que lo demanden, y gracias a este acuerdo, la región podrá acceder a la vacuna entre 6 meses y un año antes de lo previsto. El laboratorio argentino mAbxience, del grupo Insud, fabricará la sustancia activa de la potencial vacuna. El laboratorio mexicano Liomont completará el proceso de acabado y empaquetado. Según Fernández, la meta es producir al menos 150 millones de dosis hasta un máximo de 250 millones, siempre bajo la licencia de Oxford y AZ. De acuerdo con los cálculos, Latinoamérica necesita de unos 230 millones de unidades.

 

 

El presidente del Consejo de Administración del Grupo Telmex, Carlos Slim, dijo que las conversaciones con UOxford empezaron hace unas 10 semanas, hasta acordar la financiación de la producción y la distribución, pero el primer acercamiento fue en julio pasado, en la reunión entre López Obrador y Donald Trump. El gobierno mexicano, por su parte, pagará unos 2 mil 200 millones de dólares en el proceso.

 

 

Brasil, no
La excepción a este convenio es Brasil, que ya tenía un acuerdo propio con la Universidad de Oxford para comprar 100 millones de dosis, además de la tecnología para producirlas en el país. De momento, ese país ya se comprometió a pagar unos 30,4 millones de unidades a 127 millones de dólares, con el laboratorio Fiocruz como responsable del desarrollo de éstas.

 

 

Como Brasil es un país federativo, los gobiernos del estado Sao Paulo, por un lado, y el de Paraná, por otro, ya habían acordado unilateralmente la compra de las vacunas china y rusa, respectivamente. Acuerdos que sin embargo no obstaculizan la eventual compra a los laboratorios argentinos y mexicanos.

 

 

LChR