Michael Burry, el inversor de fondos de cobertura que construyó una posición masiva en GameStop antes de que se convirtiera en una acción de meme en Reddit y se disparara, vendió toda su participación a fines de 2020. Las operaciones significan que Burry se perdió un aumento del dos mil por ciento en sus cuentas, que habrían estado impulsadas por el minorista de videojuegos, lo que le habría hecho ganar más de mil millones de dólares.

Las presentaciones divulgadas por el fondo de cobertura de Burry Scion Asset Management revelan que el financiador de coberturas, que ganó millones en hipotecas de alto riesgo durante la crisis de 2008 y fue representado en la oscarizada «The Big Short», vendió 1,7 millones de acciones de GameStop en el cuarto trimestre, saliendo de una posición que llegó a ser del 5,3% del portafolio. Cuando Reddit llegó a tocar su máximo de 483 dólares por acción, la participación de Burry podría haber valido más de $1,5 mil millones.

Así que Burry tendrá que conformarse con haber ganado solo unos 100 millones de billetes verdes en GameStop.

Visionario

El ascenso de GameStop al estrellato de las acciones de memes comenzó en el verano de 2019 cuando Burry descubrió su siguiente gran negocio en la crisis del minorista de videojuegos. En ese momento decidió comprar dos millones de acciones y recomendó un obvio arbitraje: «GameStop podría llevar a cabo quizás la recompra más consecuente y amigable para los accionistas en la historia del mercado de valores con elegancia y sigilo», dijo Burry a la compañía después de revelar su posición. En los pocos meses siguientes, GameStop gastó 200 millones de dólares para retirar el 38% de sus acciones en corto.

El comercio se filtró en las redes sociales. En septiembre de 2019, Keith Gill, un asesor financiero de 34 años en Massachusetts, entró al trading de GameStop, pagando $53 mil 566,04 para comprar 1,000 opciones de compra en la compañía y publicando su posición en Reddit el 8 de septiembre de 2019 bajo el seudónimo DeepFuckingValue, que eventualmente se convirtió en una sensación con millones de seguidores. Para julio de 2020, estaba publicando videos en YouTube bajo el seudónimo de Roaring Kitty, presentando en camisetas con temas de gatitos su análisis detallado sobre por qué GameStop podría ganar mucho si el mercado se volviera más optimista sobre sus ventas cuando se lanzara una nueva consola PlayStation.

Otros se unieron. Ryan Cohen, el fundador del vendedor de alimentos para mascotas en línea Chewy, compró el 10% de GameStop y se unió a su junta directiva en el otoño, con la esperanza de reforzar su plataforma digital. Sobre el papel, su inversión en GameStop lo ha convertido en multimillonario.

El juego GameStop ayudó a desencadenar una de las operaciones más locas y fuera de control de la historia financiera, que generó miles de millones de dólares en ganancias en papel para algunos inversores, incluidos muchos especuladores aficionados, y provocó grandes pérdidas para algunos de los fondos de cobertura más sofisticados del mundo.

GameStop ingresó en 2021 como una de las acciones con más predicciones bajistas del mundo, aunque se estaban produciendo cambios positivos dentro de la compañía a medida que aumentaban las ventas en línea y los clientes se alineaban fuera de sus tiendas para comprar nuevas consolas PlayStation. Además, la Reserva Federal ha estado inundando el mercado con liquidez y una segunda ronda de cheques de estímulo llegó a las cuentas bancarias a fin de año, un riesgo que los fondos de cobertura deberían haber eludido. La complacencia fue explotada por el ejército de Reddit, con un efecto devastador.

En 2021, GameStop se convirtió en una sensación en los hilos de Reddit como WallStreetBets. A medida que se acumulaba un ejército de comerciantes, en ocasiones GameStop era la empresa más negociada del mundo, con acciones que cotizaban en mayor volumen que Apple AAPL o Amazon AMZN.

Los Redditors compraron acciones y opciones, tratando de exprimir a los inversores de fondos de cobertura profesionales que estaban cortos, y funcionó. Un fondo de cobertura llamado Melvin Capital, respaldado por el multimillonario Steven A. Cohen, de Point72, fue la mayor víctima, perdiendo un 53% en enero, según el Wall Street Journal, en parte debido a una posición corta en GameStop. En enero, Melvin requirió una inyección de $2 mil 750 millones de Cohen’s Point72 Asset Management, y de Citadel, propiedad del multimillonario Ken Griffin, debido a sus pérdidas. Otros grandes fondos se vieron muy afectados, incluido el Point72 de Cohen, que perdió dos dígitos en enero. El aumento le costó a los inversionistas de Wall Street casi $20 mil millones en pérdidas de valor de mercado, según datos de S3 Partners, en el peor de los casos.

Para Burry, la presión podría haberle hecho ganar más de mil millones de dólares en ciertos momentos de enero. Pero mientras ocurría, Burry estaba advirtiendo sobre el trading que se venía, calificándolo de «antinatural, loco y peligroso»… Pero ya no tenía títulos de GameStop para entonces.

LChR