El Gran Premio de Mónaco se disputó este domingo y bien puede ser llamado como la carrera que “lo cambió todo”, aunque faltando todavía 18 competencias valdrá preguntarse por cuánto tiempo.

Max Verstappen de la escudería Red Bull fue el vencedor del tradicional gran premio, uno que no pudo contar con la presencia del poleman, Charles Leclerc, debido a que Ferrari no pudo tener a tono el monoplaza que sufrió mucho daño tras la ronda de clasificación del sábado.

Un español protagonista

Carlos Sainz de Ferrari arribó en la segunda casilla, mientras que el podio lo completó Lando Norris a bordo de su McLaren.

«Si me hubiesen llamado antes del gran premio y me hubiesen dicho ‘vas a llegar segundo’ lo firmo. Me siento contento porque pudimos salir bien a pesar de los problemas con Charles (Leclerc) en cuanto a la pole. En varios momentos de la carrera me sentí bien e intenté ponerle presión a Max (Verstappen), pero estuvo muy rápido y no pudimos alcanzarlo», señaló Sainz en su mejor actuación del año.

Cambios en las clasificaciones

La victoria sirve para que Verstappen lidere por primera vez el campeonato de pilotos con cuatro unidades de diferencia sobre Lewis Hamilton, 105 a 101. Hamilton arribó séptimo, tal como partió, y la escudería Mercedes vivió un pésimo fin de semana, incluso se dio el lujo de fallar en una entrada a pits de Valtteri Bottas que finalizó con las aspiraciones del finlandés.

Las dudas hicieron que Mercedes entregara el liderato de constructores de forma provisional a Red Bull que ahora domina 149 por 148.

El próximo Gran Premio del año será el de Azerbaijan el fin de semana del 4 al 6 de junio.