Las acciones de Al Khalij Commercial Bank subieron después de anunciarse que acordó con Masraf Al Rayan QSC una combinación de intercambio de acciones que dará paso a la segunda entidad financiera más grande de Catar. El pasado domingo, sus acciones subieron hasta un 8,7% en Doha, la mayor ganancia intradía en más de dos meses, mientras que las de Masraf Al Rayan subieron un 0,8%.

 

La economía de Catar volverá a crecer en 2021 a pesar del déficit, dice el FMI

 

De acuerdo con los anuncios, Masraf Al Rayan planea emitir 0,5 valores por cada acción de Al Khalij para la fusión, un acuerdo que está valorado en 8.200 millones de riales, equivalentes a 2 mil 200 millones de dólares según cálculos de Bloomberg. La combinación con Al Khalij hará que Al Rayan supere a sus dos próximos competidores más grandes, al otorgarle 47 mil millones de dólares en activos, aunque ese monto es seis veces menos que el del Banco Nacional de Qatar.

 

El mapa financiero del país involucra a 2,5 millones de personas que son atendidas por unos 20 bancos locales e internacionales, lo que deja a los prestamistas más pequeños en desventaja a menos que puedan encontrar un nicho o una ventaja competitiva. La combinación «creará una institución financiera más grande y sólida con una posición financiera sólida y una liquidez significativa disponible para respaldar el crecimiento económico de Qatar», dijeron ambas entidades en un comunicado conjunto.

 

Ali Bin Ahmad Al Kuwari, de Al Rayan, se convertirá en presidente, y Sheikh Hamad Bin Faisal Bin Thani Al-Thani, de Al Khalij, se convertirá en vicepresidente de la entidad fusionada. El comité ejecutivo de la junta estará presidido por el jeque Hamad Bin Faisal Bin Thani Al-Thani.

 

Al Rayan y Al Khalij iniciaron conversaciones en junio del año pasado en medio de una ola de fusiones en la industria financiera del Golfo. Las entidades buscan activamente aumentar su escala para hacer frente a las consecuencias de unos precios del petróleo más bajos y los estragos económicos causados ​​por la pandemia del coronavirus. La avalancha de grandes transacciones ha ayudado a consolidar lo que era una industria fragmentada. El mayor prestamista de Arabia Saudita, National Commercial Bank, por ejemplo, compró el año pasado Samba Financial Group por 15 mil millones en una de las mayores adquisiciones bancarias de 2020.

 

LChR/Bloomberg