*El mundial del 2019 fue una vitrina donde Campazzo mostró su magia al mundo.

El baloncesto siempre ha sido sinónimo de altura y de fortaleza física.

Sin embargo no siempre es así y para prueba de ello tenemos el ejemplo  del conductor base de la selección Argentina del 2019, Facundo Capazzo,  quien ha demostrado que el talento para jugar al básquetbol no necesariamente está ligado al altura.

El mago cómo ha sido apodado Campazzo, ha sido elogiado por Michael Malone director técnico de los Denver Nuggets el equipo del cual forma parte el argentino en la NBA, luego de finalizar su relación contractual con el Real Madrid de España.

Próximos a iniciar la temporada, Malone presento tanto a Capazzo como a Nicola Jokic, al resto de los compañeros y lo hizo a través de fragmentos de video para que todos vean de lo que sin capaces tanto el centro Jokic, como el base Capazzo con solo 1 metro 80 de estatura, quienes se enfrentaron en cuartos del mundial de baloncesto del 2019 donde Argentina liquidó a Serbia con la magia de Campazzo.

Lo importante de todo es que otro latinoamericano tiene la posibilidad de mostrar de que están hechos los jugadores de nuestra región que han dejado su huella en el mejor baloncesto del mundo.