El personal de Nomura Holdings está preparando sus maletas y afina el cierre de sus oficinas en Qatar y Bahrein, en el marco de un cambio de criterio que implica trasladar parte de su cobertura regional y de clientes a centros financieros más grandes, según algunas personas familiarizadas con el asunto informaron a la agencia Bloomberg. La firma corredora más grande de Japón, que también salió de Arabia Saudí el mes pasado, viene reduciendo su presencia en todo el Golfo desde hace meses. Ahora atenderá a sus clientes de la región MENA desde Dubai o algunas capitales como Londres, donde tiene una mayor presencia.

 

Reseña la agencia Bloomberg que Nomura comenzó a revisar su negocio mayorista global hace más de un año, en un intento por ahorrar 1 mil millones de dólares en gastos y mantener la rentabilidad en el extranjero. El director ejecutivo, Kentaro Okuda, ha persistido en esos esfuerzos al eliminar docenas de empleos en banca de inversión en Estados Unidos, pero también algunas posiciones en banca de Inversión en Dubai el año pasado.

 

En este contexto, el restablecimiento de las relaciones entre Qatar con Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Egipto puede ser un factor para que las firmas financieras remodelen su presencia en la región, ya que con el libre tránsito, la apertura de fronteras y la reanudación del comercio, no es imperante tener oficinas abiertas en cada localidad.

 

LChR/Bloomberg