El fondo soberano de Noruega, de 1,3 billones de dólares, redujo drásticamente su exposición a las acciones de Arabia Saudí el año pasado, al tiempo que aumentó su cartera en Qatar casi siete veces.

Las tenencias totales títulos en Riad cayeron a alrededor de 194 millones de dólares a fines de diciembre del año pasado, desde los $420 millones de 2019, según datos del Norges Bank Investment Management, que administra el fondo. En Doha, por el contrario, la exposición aumentó a $582 millones desde $80 millones de 2019, por lo que Catar es ahora su segunda participación más grande en el Golfo, después de los Emiratos Árabes Unidos.

Kuwait planea usar su Fondo de Generaciones Futuras para financiar el déficit

Vender saudí, comprar catarí

El cambio destaca un giro del mayor fondo soberano del mundo en dos países del Golfo que estaban en lados opuestos durante  una disputa que terminó en enero tras casi cuatro años. El fondo con sede en Oslo generó $123 mil millones de ganancias en 2020, su segundo mejor desempeño, gracias en gran parte a las acciones de tecnología. Pero algunas de sus mayores pérdidas estuvieron ligadas a sus participaciones en compañías petroleras, y el fondo salió de acciones demasiado enfocadas en la exploración y producción de crudo el año pasado.

Nicolai Tangen, director ejecutivo desde septiembre, no espera que continúe el aumento impulsado por los estímulos en los mercados de valores, y que su estrategia se basará en gran medida en un enfoque «forense» de la inversión ética, lo que implica que las empresas de cartera enfrentarán más escrutinio intenso. Su predecesor, Yngve Slyngstad, dijo en marzo pasado que la tenencia de acciones saudíes se estaba reduciendo como resultado de una revisión de un punto de referencia interno considerado para inversiones globales. Tangen matizo que la presencia de Arabia Saudita en la cartera siguió disminuyendo porque no ganó un peso dentro del índice de referencia del fondo, como se esperaba en años anteriores. “Las inversiones en otros mercados de la región se realizan de forma individualizada”, indicó.

LChR