Escúchanos online

Padre no hay más que uno, una película que consiguió revitalizar las taquillas

David Blanco.

Estas semanas está estrenándose en diversos países, al menos en aquellos en los que ya están reabriendo las salas tras la crisis sanitaria, Tenet, de Christopher Nolan, el primer blockbuster desde que la pandemia del coronavirus obligara a tomar medidas drásticas, y ha sido un estreno muy bienvenido tanto por los fans como por los cines, muy necesitados de público. En España, un mes antes, se había estrenado la segunda parte de Padre no hay más que uno, una exitosa película que, también, consiguió revitalizar las taquillas. Vamos a hablar en este programa precisamente de Padre no hay más que uno y de su secuela, recalcando la importancia que han tenido a nivel comercial.

Padre no hay más que uno, disponible en Amazon Prime Video, está escrita, dirigida y protagonizada por Santiago Segura. Cuenta la historia de un padre con cinco hijos, que deberá hacerse cargo de ellos cuando su mujer, cansada de ser quien siempre se encargue de todo, se vaya de vacaciones. Es una comedia familiar, sin grandes pretensiones y con algunos aspectos bastante divertidos. 

No se trata de una gran obra en ningún aspecto, ni es particularmente inteligente ni reflexiva, pero la película es consciente de ello y solo busca hacer pasar un rato agradable sin mayores intenciones. De hecho, una de las señas de identidad de Santiago Segura, es hacer un cine claramente comercial, sin ocultarlo y haciendo gala de ello. 

Este verano, con los cines recién abiertos y con la mayoría de grandes estrenos atrasando sus llegadas, la segunda parte se estrenó a finales de julio, con un éxito también muy notable que la convirtieron, a estas alturas, en el mejor estreno en España de lo que llevamos de 2020. En esta ocasión, la obra se centra en la llegada de un nuevo bebé y, para colmo, de la suegra. Sigue la misma línea que la anterior, pasatiempo agradable, sin más ambición que el triunfo en taquilla.

Así, reconocemos el mérito comercial de ambas películas, recomendándolas solamente como pasatiempo. Con esto cerramos esta sección hasta la siguiente.