Perú prevé revisar al alza su proyección de un 10% de crecimiento económico en 2021, tras la mejora de algunos indicadores por el impulso fiscal y la desaceleración de los contagios de coronavirus y las muertes derivadas. Así lo sostuvo el ministro de Economía, Waldo Mendoza, a la agencia Reuters, al declarar que en las últimas semanas se ha observado una mejor respuesta en varios sectores de la economía por las medidas de reactivación. De hecho, Mendoza cree que Perú crecerá incluso “un poco más” de los 10 puntos, aunque mantuvo que la caída económica de este año rondará el 12 por ciento.

 

A falta de datos consolidados oficiales, se calcula que Perú se habría contraído un 5,8% en octubre y en noviembre, y se espera una caída del 3 por ciento en este diciembre. Mendoza destacó que el gobierno del presidente interino Francisco Sagasti está impulsando el gasto público como palanca del crecimiento y que se espera una expansión del 22% en la inversión pública el próximo año, un indicador clave para empujar la inversión privada y el crecimiento económico.

 

LChR