La pandemia por la Covid-19 ha afectado a todos los sectores de nuestra sociedad incluyendo las cargas desproporcionadas que han tenido que soportar las mujeres que están en la primera línea de atención como son las trabajadoras de la salud, las cuidadoras, las innovadoras y las organizadoras comunitarias.

En el día internacional de la mujer la organización de la Naciones Unidas ha lanzado el tema, “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”.

La Comisión 8M, encargada de la organización de las marchas del día de la mujer, ha convocado cuatro manifestaciones en las principales plazas del centro de Madrid. Se ha fijado el límite de cada concentración en 500 personas, que es el umbral máximo permitido en el contexto de la pandemia.

Tras semanas de polémica, finalmente no habrá ninguna manifestación ni concentración el 8 de marzo en la Comunidad de Madrid. La Delegación del Gobierno ha comunicado la decisión: quedan prohibidas todas las marchas los días 7 y 8 de marzo.

Se han presentado más de 30 recursos ante esta decisión del Gobierno, porque sindicatos y organizaciones feministas siguen en desacuerdo.

Por su parte la Delegación del Gobierno anunció esta medida después de estudiar en detalle los recorridos, la duración de cada una de las manifestaciones y el lugar dónde se iban a realizar, pero según confirma Manuel Franco, delegado del Gobierno, los datos del coronavirus en Madrid no eran favorables para realizar las manifestaciones.

El Ayuntamiento de Madrid se suma al reconocimiento mundial del día de la mujer con la campaña institucional «8M. EL DÍA DE TODAS«. Pancartas digitales visten la ciudad con piezas gráficas animadas con el característico color morado, en donde se leen distintos nombres de mujeres.

La corresponsal de Golfo Radio en Madrid, Aura Rangel Loreto, consultó a Laura, Camila, Rosa, Luisa y Carolina sobre su sentir ante los acontecimientos de este día.

Las «coladas» feministas, las «bicicletadas» o «cordones feministas» sustituyen a las manifestaciones multitudinarias en las calles de la capital.

El mundo ha logrado avances sin precedentes en relación a la igualdad de género, pero ningún país la ha alcanzado plenamente. Hasta la fecha se mantienen restricciones legales que impiden a 2 700 millones de mujeres acceder a las mismas opciones laborales que los hombres. Y hasta el 2019 menos del 25% de los parlamentarios eran mujeres y una de cada tres mujeres sigue sufriendo violencia de género.