Escúchanos online

Protestas sociales en Perú obligan a renunciar al recien nombrado presidente

Este domingo, Manuel Merino, quien era el jefe del parlamento y había asumido la presidencia el 10 de noviembre luego de la declaratoria de vacancia de Martín Vizcarra como presidente de la República del Perú anunció su dimisión de manera irrevocable.

Menos de una semana después, las protestas sociales y el asesinato de dos manifestantes lo obligan a renunciar al cargo que le entregó la mayoría de los parlamentarios.

Según la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, las represión policial dejó 2 fallecidos, más de 100 heridos y 41 desaparecidos.

Luis Valdez, presidente del Congreso de Perú, había pedido la renuncia de Manuel Merino a la presidencia de Perú antes de que el Legislativo se reuniera para evaluar su destitución.

“La población se ha pronunciado al respecto, como autoridades no podemos poner en riesgo la integridad de la población”, remarcó antes de decir que él también dejará la presidencia del Congreso con su directiva en pleno para que se elija una nueva mesa dirigente.

Durante la mañana del domingo, más de la mitad del tren ministerial renunció de forma conjunta, información que posteriormente fue confirmada por el propio Manuel Merino quien aseguró que ellos seguirán en el gobierno, a pesar de su renuncia, para garantizar la estabilidad política.