En el mundo del fútbol donde los resultados, las firmas millonarias, los caprichos, las polémicas y las decisiones políticas son el pan de cada día, una iniciativa llevada a cabo por uno de los equipos de mayor inversión millonaria ha pasado injustamente inadvertida, o como decimos en muchos lugares de América Latina, por debajo de la mesa.

La pasada semana el club París Saint Germain, liderado por el brazo del catarí Nasser Al Khelaïfi, junto con la organización KLABU, palabra que significa “club” en la lengua suajili, además de la supervisión de ACNUR, organismo de la ONU para los refugiados, lanzó la campaña “Define tu espíritu”, que tiene como propósito construir centros deportivos para los millares de jóvenes que viven en los campos de refugiados y sus inmediaciones.

Un club pionero

De esta forma PSG se convierte en el primer club en fomentar instalaciones de este tipo para personas, en especial niños y niñas, en situación de refugio. La primera parada en otoño será Cox Bazar, el campo de refugiados más grande del mundo, con sede en Bangladesh, pero el plan de este proyecto que se viene planificando desde hace dos años es atender aproximadamente a 10 mil personas de estas comunidades de acogida. Allí los niños tendrán posibilidades de participar en torneos, conectarse a internet, aparte de acceder a material deportivo.

Mediante un video, publicado por el Canal de YouTube de PSG, Nasser Al Khelaifi, explica, junto con otras personalidades las razones de ser del proyecto.

 “Tenemos mucho qué hacer. Nosotros tenemos la suerte y la oportunidad de hacerlo. De llevar el fútbol y el deporte a todas estas personas, de ayudarlos para tener una vida normal. Me he sentido culpable para ser honesto, y siempre me pregunté qué teníamos que hacer hoy como club de fútbol para ayudar y me dije tenemos que comenzar y hay que hacerlo con este proyecto. Esta es apenas la primera parte, pero esperamos que la comunidad del fútbol pueda empujar para lograr más cosas después”.

El fútbol como factor de cambio

Además de hacer realidad el deporte en estos campamentos el mismo PSG ha creado indumentaria deportiva que podrá usarse en todo el mundo con la frase en inglés Defined by Spirit y los principales voceros han sido las figuras del equipo francés masculino y femenino.

El propio Neymar, venido de orígenes humildes en Brasil, también ha realizado su parte como vocero de esta obra.

 “El fútbol para mí cuando era un niño era un sueño, el amor que tenía por la pelota y por el deporte me impulsaron a ser alguien. Luego cuando debuté con Santos comencé a soñar más alto y a perseguir todos mis sueños”.

Según los datos que maneja el ACNUR, hoy día más de 80 millones de personas se ven obligadas a abandonar su hogar, de las cuales la mitad son niños.