América del Sur sigue siendo el epicentro de la pandemia en el continente americano y   se corre el riesgo de sufrir un repunte de casos más importante que durante el año pasado, advirtió la Organización Panamericana de la Salud.

La directora de la Organización, la doctora Carissa Etienne explicó que el reciente incremento de casos en la Amazonía también se observa en los estados vecinos, y actualmente Brasil, Colombia, Venezuela, Perú y algunas áreas de Bolivia están experimentando un fuerte aumento en los casos de COVID.

Etienne calificó el aumento de las infecciones en toda la región como “alarmante pero no sorprendente”. Las cifras de 1,3 millones de nuevos casos durante la última semana y casi 36,000 fallecidos a consecuencia del virus.

“Las variantes altamente transmisibles se están extendiendo, y las medidas de distanciamiento social no se cumplen tan estrictamente como antes. Como resultado, cada vez hay más reportes sobre hospitales abarrotados, escasez de suministros médicos y dificultades para atender adecuadamente a los pacientes. Teniendo esto en cuenta, es hora de comprobar la realidad.”, especificó.

Añadió que el comportamiento de la región no es acorde al de un brote que se está agravando, que durante la última semana se han infectado más personas con COVID en la región que en la mayoría de los promedios de casos semanales ocurridos el año pasado, y que se han relajado las restricciones.

Ante la cuestión sobre si muchos países de América Latina experimentan un tercer repunte y qué rol juega la variante brasileña del virus en países como Colombia y Perú, el doctor Sylvain Aldighieri, gerente de Incidente para COVID-19, explicó el repunte mediante la combinación de un trio de factores:

  • el asentamiento y la transmisión del virus hasta en los últimos rincones del continente
  • el relajamiento de la implementación de las medidas de salud pública
  • la aparición en varios países de la región de las variantes del virus más trasmisible que contribuyó a un incremento de las dinámicas de contagio

Respecto a la variante de Brasil indicó que se han hallado cambios que pueden convertirla en “más transmisible, pero no más agresiva o letal”. Explicó que se halló en algunos departamentos de Colombia, principalmente en la zona amazónica del país, pero que “no es la variante con mayor distribución a nivel nacional”.

Con relación a Perú indicó que el aumento de casos en la zona de la triple frontera con Brasil y Colombia y en Lima “no es posible atribuir por sí solo a la presencia de esta variante como factor influyente en el aumento de casos”.

Pese a la influencia de las variantes involucradas en el actual repunte, señalo que el virus tiene el potencial de causar mucho daño y sobrepasar los servicios de los sistemas de salud por lo que advirtió que “desde hace varias semanas estamos en un momento crítico de la respuesta regional con alto riesgo de tener un repunte más importante que durante el año 2020”, alertó.