El petróleo subió a su nivel más alto en casi dos años después de que la denominada OPEP+ sorprendiera a los operadores con su decisión de mantener la producción sin cambios, lo que indica un mercado de crudo menos abastecido para los próximos meses.

Los futuros en Nueva York subieron un 4,2%, el mayor aumento desde que Arabia Saudita sacudiera a los mercados con su promesa de recortar unilateralmente la producción; el Brent también subió. La alianza de productores OPEP+ acordó, en su última reunión virtual, mantener estable la producción en abril. Los saudíes no tienen prisa por recuperar el suministro y mantendrán el recorte voluntario de producción de 1 millón de barriles por día.

«La decisión de mantener los recortes de suministro actuales de la OPEP+ para el mes de abril les ha dado a los alcistas del petróleo exactamente lo que necesitaban en lo que respecta a la narrativa de oferta restringida», dijo el estratega de materias primas de Rabobank, Ryan Fitzmaurice. «Los saudíes reconocieron astutamente que para mantener el reciente impulso alcista de los precios y el interés de compra especulativo en los futuros del petróleo, necesitaban ‘alimentar al toro’ como quien dice».

La OPEP+ ha ayudado a drenar un exceso global que se acumuló durante la pandemia a través de su gestión de la oferta, lo que hizo que los futuros del crudo subieran más del 30% en lo que va de año. La fortaleza es evidente en muchos rincones del mercado del petróleo, con márgenes de tiempo clave que se amplían aún más en una estructura de backwardation alcista, una indicación de la escasez de suministros, y datos de los corredores que muestran repuntes en los mercados de swap clave en el Mar del Norte.

La decisión de la OPEP+ representa una clara victoria saudí, que ha abogado por restricciones de producción para mantener los precios del crudo apoyados. Sin embargo, los precios más altos podrían estimular la actividad de perforación adicional por parte de los exploradores de esquisto de Estados Unidos, con las plataformas petroleras nacionales ya en el nivel más alto desde mayo de 2020. Arabia Saudita no pareció inmutarse por ese riesgo: el ministro de Energía del reino, el príncipe Abdulaziz bin Salman, dijo a los periodistas después de la reunión que el mantra estadounidense de «es la perforación, cariño» se ha ido para siempre.

Sin acuerdos

Rusia y Arabia Saudí estaban en conversaciones para volver a sacar 1 millón de barriles diarios de crudo al mercado, según lo informó esta semana el Wall Street Journal, citando fuentes familiarizadas con el asunto.

Qatar Petroleum invierte $29 mil millones en expandir su capacidad de GNL

La cifra estaba en línea en línea con lo que esperan los analistas de ING, de un aumento combinado de 500.000 barriles al día. Curiosamente, los analistas de Citi esperaban que Arabia Saudí  mantuviera sus recortes voluntarios, en unos 994.000 bpd. Los últimos indicadores económicos sugieren que la demanda de energía está mejorando en mercados clave, señaló Bloomberg, y esto sirvió de argumento para quienes insistían en una mayor relajación de los recortes.

LChR