David Blanco. 

Continuamos al Ritmo de la Gran Pantalla en Golfo Radio. Tras bastante tiempo alejados del cine argentino, regresamos a un país con una de las filmografías más ricas de América Latina, con un peso importante de la comedia y una frecuente coproducción con países como España. Ambas características se cumplen en ‘Sin hijos’.

Dirigida por Ariel Winograd, ‘Sin hijos’ está protagonizada por Diego Peretti y la española Maribel Verdú. Cuenta la historia de un hombre separado y con una hija que empieza una relación con una mujer a la que no le gustan los niños, por lo que le oculta la existencia de su hija. La comedia es sencilla, de enredos, sin excesiva profundidad, sin momentos especialmente divertidos y resultando bastante previsible. Sin embargo, a pesar de cierta debilidad y de contar con elementos básicos, consigue funcionar y ser solvente; de hecho, fue número 1 en la taquilla argentina durante 12 semanas en 2015 y llegó a conseguir tres nominaciones en los Premios Sur del cine argentino. La historia, a pesar de su sencillez, ha sido replicada por una película italiana y otra mexicana, demostrando que, a pesar de su calidad irregular, su capacidad para atraer a la audiencia es incuestionable.

En este aspecto, se puede apreciar cómo hay una serie de patrones que se repiten como garantía de éxito: por un lado, la comedia romántica como género que mejor funciona en la taquilla más allá de los grandes blockbusters de Hollywood; la presencia de caras conocidas con gran tirón entre el público, como Diego Peretti y Maribel Verdú; y la coproducción internacional, que permite sacar adelante proyectos más potentes y con mayor capacidad comercial. En concreto, la coproducción hispano-argentina es de las más habituales dentro del cine iberoamericano, y esta película es buena muestra de ello, con frecuente participación de intérpretes de un país en películas con predominio del otro.

Así, aunque no recomendamos ‘Sin hijos’ por su nivel artístico, sí reconocemos su capacidad de atracción comercial. De esta forma, nos despedimos hasta la próxima sección. Y lo hacemos, como siempre, al Ritmo de la Gran Pantalla en Golfo Radio.