A dos días de la entrega de las llaves de la Casa Blanca, la administración Trump notificó a los proveedores de Huawei, incluida la estadounidense Intel, que está revocando algunas licencias de venta de insumos a la compañía china, y que tiene la intención de rechazar docenas de otras aplicaciones para abastecer a la empresa de telecomunicaciones. La información, revelada por la agencia Reuters, proviene de personas familiarizadas con el tema y significa probablemente la última escaramuza contra Huawei Technologies bajo la administración del republicano, que considera a la empresa asiática como una amenaza a la seguridad nacional.

 

La economía China superará a la de Estados Unidos en 2028, cinco años antes de lo previsto

 

De momento al menos, tanto Huawei como Intel declinaron hacer comentarios. El Departamento de Comercio aseguró a Reuters que no podía comentar sobre decisiones específicas de licencias, pero que continúa trabajando con otras agencias para aplicar «consistentemente» las políticas de licencias de una manera que «proteja la seguridad nacional de Estados Unidos y los intereses de la política exterior». Sí trascendió que al menos ocho licencias de cuatro empresas fueron revocadas en los últimos días.

 

Las empresas que recibieron los avisos de «intención de negar» tienen 20 días para responder y el Departamento de Comercio tiene 45 días para informarles de cualquier cambio en una decisión o se convertirá en definitiva. Las empresas tendrían entonces otros 45 días para apelar.

 

LChR/Reuters