Escúchanos online

Turquía descubre energía en el Mar Negro y se anuncia “una nueva era” para el país

Turquía anunció el descubrimiento de energía en el mar Negro, y muy probablemente sea gas natural, según revelaron dos personas del gobierno con conocimiento directo del asunto, y que hablaron después de que el presidente Recep Tayyip Erdogan prometiera a los turcos “buenas noticias” que  marcarán “una nueva era” para la nación. El líder no adelantó mayores detalles, pero el efecto de sus palabras tuvo un efecto inmediato en la lira turca, que avanzó casi el 1 por ciento frente al dólar en esa jornada, con los títulos de la refinería Tupras, y de la petroquímica Petkim Petrokimya Holding AS, subiendo 8 y 10 por ciento, respectivamente.

 

 

La suposición de que Turquía halló gas natural se debe a que el mes pasado, el ministro de Energía de ese país, Fatih Donmez, anunció que el barco de perforación Fatih había empezado a explorar la zona llamada Tuna-1. Dado que en el Mar Negro ya se ha descubierto gas antes, Erdogan debe referirse a algo realmente grande como para que sus palabras tengan la dimensión que quiso imprimirles. Señala la agencia Bloomberg que Tuna-1 está  a unos 150 kilómetros de la costa de Turquía, cerca de un área donde convergen las fronteras marítimas de Bulgaria y Rumanía, y no muy lejos del bloque Neptun de Rumanía, el mayor hallazgo de gas en el Mar Negro en décadas descubierto hace ocho años por Petrom y Exxon, que sin embargo tampoco se ha explotado a gran escala. La rusa Rosneft es otra energética que tiene intereses  en el Mar Negro, pero no ha anunciado nada concreto como resultado de sus exploraciones.

 

 

Sea cual sea el resultado, el gas natural que encuentre Turquía se encuentra en medio de una época de precios desesperadamente bajos para los productores, incluido el más grande e importante del mundo: Catar, que lucha por mantener a flote un consumo deprimido en medio de los efectos de la pandemia generada por el coronavirus.

 

 

LChR