Cuando todo parecía andar sobre ruedas luego de su operación, un paro cardiorrespiratorio  terminó  con la vida del 10, uno de los grandes exponentes del futbol mundial.

Hace algunos días Diego fue intervenido de modo exitoso de un edema cerebral por parte del Doctor Leopoldo Luque, quien además de médico era su amigo personal y había manifestado que todo estaba en orden en relación al ex astro.

Sin embargo un día antes de ser dado de alta, su anterior médico de cabecera el Doctor Alfredo Cahe manifestó su preocupación y pidió al círculo íntimo del pibe qué debían detenerlo en cuanto a su comportamiento porque se estaba acabando él mismo.

El fallecimiento de Diego aconteció en la casa del Tigre, Barrio San Andres en Argentina, donde se encontraba descansando luego de la exitosa operación para extraer un edema, cuya intervención  pese a su dificultad, fue todo un exito.

Los esfuerzos por darle primeros auxilios a Maradona fueron inútiles, cuando hasta tres ambulancias se apostaron frente a su propiedad.

El mundo se encuentra conmocionado.